¿Harto del arte? ¿De los artistas? ¿De los jartibles? ¿De acercarte al arte y hartarte? ¿De no encontrar hallazgos interesartes? Has llegado al sitio ideal. En esta sección voy a separar el trigo de la paja, desmitificar lo mistificado, bajar de un pedestal a los empedestalados y ascender a los que lo merecen. Todo ello bajo un punto de vista totalmente acorde con mi subjetivismo. Pondré lo que me gusta y lo que no y diré por qué y por qué no.

No soy novato en la cuestión pero tampoco un resabiado que encumbra cualquier cosa que se pone el hábito de arte consagrado. Existen las obras de arte maravillosas de 10 páginas o 10 minutos y también ladrillos insondables que se hacen eternos. Yo no tengo la llave para decirte lo que te va a gustar, sólo lo que me gusta a mi.

Si te pirras por Sonrisas y lágrimas o desprecias el cine en blanco y negro por su color, pues no estaremos en la misma onda. Si el Quijote te parece un coñazo y adoras la novela del siglo XIX, te animo cortésmente a que busques cariño en otros lares. Si piensas que el cómic es para niños y son sólo superhéroes no te asomes por aquí. Del mismo modo que si eres un bacalaero de corazón (dúdolo) o un ortodoxo en temas musicales te vas a llevar un chasco. Podrás encontrar articulillos sobre libros, cine, televisión, tebeos o cualquier otra arte que se me cruce por delante de la memoria o acabe de disfrutar o detestar.

Eso sí, me reservo el derecho a cambiar de opinión sobre cualquier obra. Muchas de ellas requieren reposo, cambio de puntos de vista y experiencias vitales acordes. No soy de los que piensan que cambiar es ser veleta. Para mi es evolucionar.

Dejar respuesta

Comentario
Nombre