Pruebas mágicas para tu idea de negocio

Lázaro 8

Mirando el reloj, Lázaro se cercioró de que le quedaban apenas 10 minutos para salir de casa, por lo que cerró el portátil y lo depositó de vuelta en el Armario de Ambiciones. Maniático de la alineación, Lázaro se percató como una hoja sobresalía ligeramente de uno de los archivadores que había estado utilizando recientemente y pensó para sí mismo que con el tiempo se estaba volviendo descuidado. Al tratar de recolocar la hoja el título se deslizó ante su vista.

Idea de negocio con ayuda

No le sonaba de nada, confirmando las sospechas de que su memoria no era la de antes. Siguió leyendo.

Realizar pruebas a tu idea empresarial es básico para saber si vas a tener éxito. A lo largo de mi vida he conocido muchos empresarios y aún más ideas de negocio. Pasar de la idea de negocio a poner en marcha un negocio es un trabajo duro y apasionante. Por ello, nuestra idea necesita pasar ciertas pruebas. Sin embargo, las pruebas a las que me refiero van más allá de las que podéis encontrar en otras páginas web o libros.

Después de trabar amistad con muchos empresarios de éxito, siempre les he hecho la misma pregunta: ¿Contaste con alguna ayuda mágica que te diera un empujón en tus inicios?

Ah, ahora recordaba. Había impreso este artículo de un blog interesante pero que no duró más de un año. Y volvió a leer.

Claramente la mayor parte negó tenerla. Pero algunos de ellos me confesaron ciertos secretos. Por supuesto que no lo reconocerán en público, pero en privado admiten que recibieron ayuda de prácticas mágicas cuando comenzaron sus negocios.

Mayoritariamente lo que estos empresarios y empresarias hicieron fue consultar con expertos en las artes esotéricas acerca de cómo les iba a ir en los negocios. También hubo quienes rezaron y donaron a figuras religiosas específicas. Además, existe un gran número de pequeños ritos que, según ellos, aportaron confianza y el toque de suerte necesario para lograr el éxito.

Recetas para el éxito

Hay que dejar claro que no existe una única receta para el éxito. Si así fuera, hace tiempo que la mayor parte de la población del planeta sería empresaria de éxito. Cada uno debe buscar su receta de éxito particular. Incluso partiendo de las experiencias que incluyo en este artículo, si queréis usarlas tendréis que buscar vuestras formas personales.

Por ejemplo, un empresario me comentó que el día en que le vino a la mente su idea de negocio llevaba ropa interior de color rojo que había estrenado ese día. Él nunca llevaba ropa interior de ese color y se convenció de que para tener éxito tendría que usar ropa interior de ese color. Además, cuando se desnudó en su casa, comprobó que había olvidado quitarle el precio. Casual o no, la forma que había adquirido la etiqueta del precio durante el día de uso le inspiró para diseñar el logotipo de su empresa. Este empresario se aseguró de llevar ropa interior roja nueva con el precio cada vez que su negocio necesitaba un empujón.

No pudo evitar la sonrisilla cuando la imagen de todo un señor ejecutivo en medio de una crisis financiera vestido con un calzones rojo pasión. Interesado, siguió.

Velas y decisiones

También me parece bien curioso el caso de una empresaria y su técnica para tomar decisiones a la hora de crear su negocio. Cuando tenía dudas a la hora de elegir entre dos o más opciones en igualdad de condiciones, ella recurría a lo que llamaba prueba de fuego.

Esta dama utilizaba jugo de limón como tinta para escribir los nombres de sus opciones en distintas hojas de papel exactamente iguales. Luego encendía tantas velas como papeles escritos tenía. Doblaba las hojas tantas veces como opciones tenía y las introducía en una bolsa opaca. A continuación dejaba la bolsa en el frigorífico tantas horas como opciones había escrito. Si las velas se iban consumiendo las iba reponiendo. Finalmente, sacaba la bolsa de la nevera, apagaba todas las luces excepto las velas y escogía una de las hojas. Entonces desplegaba la hoja y la pasaba por encima de las velas. Siempre a cierta distancia y durante cierto tiempo para revelar el nombre oculto sin quemar la hoja.

También me contó que este ritual se lo había contado una adivina que había consultado previamente.

Mm, adivinas, pensó. No se puede despreciar nada.

Pruebas rotundas

De todos modos, a título personal, me llama la atención el método de pruebas de otro empresario para asegurarse el éxito. Este caballero ha tenido éxito en varios proyectos y me ha comentado que el secreto de su éxito está en un sistema de pruebas mitad sentido común mitad magia.

Cada vez que tuvo una idea de negocio se la contó a tres tipo de personas: un familiar, un amigo y un desconocido. Siempre les pidió tres cosas: que escucharan su proyecto sin hacer comentarios, que le dieran un objeto valioso en prenda y que pensaran durante una semana en ese negocio. A cambio él les ofrecía darles en el plazo de dicha semana su prenda y cualquier cosa que pidieran. Por supuesto tanto las prendas como el regalo tenían que estar dentro sus posibilidades y dentro de la razón. Por su lado el me confesó que no se separaba de las prendas ni un segundo durante toda esa semana.

Pasado este tiempo se reunía con ellos y les escuchaba. Me confesó que nunca había fallado en un proyecto, pero que, escuchando a los tres consejeros, había descartado más de una decena de ideas.

Lázaro decidió que el texto tenía cosas aprovechables, así que lo cambió de carpeta, deslizándolo en una que tenía el rótulo de CRIBADOS. El archivador contenía las piezas no digitalizadas que iban a ser añadidas al ordenador. Sello que confirmaba su utilidad. Puso todo de vuelta en su lugar, cerro el armario y dijo: “coño que se me hace tarde.”

Dejar respuesta

Comentario
Nombre

TODO LÁZARO

septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930